Llámanos: +34 987 239 689

USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR CON UNA NUEVA PAREJA

USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR CON UNA NUEVA PAREJA
26 noviembre, 2018 admin
In Noticias

USO DE LA VIVIENDA FAMILIAR CON UNA NUEVA PAREJA

 

Este viernes saltaba la noticia de una Sentencia pionera en esta materia y nada menos que del Tribunal Supremo, donde se entraba a analizar sobre el uso de la vivienda familiar con hijos menores y una nueva pareja del progenitor custodio.

Vamos a analizar una serie de cuestiones básicas sobre las que entendemos que hay que ahondar previo a conocer el análisis con más profundidad.

En el momento en el que se produce una ruptura matrimonial, nos encontramos en la situación en la que el progenitor custodio se queda con el uso de la vivienda, dado que por el interés de los menores al encontrarse en una situación desprotegida se les defiende atribuyéndose este uso.

En principio el uso de la vivienda sería hasta inscribible en el Registro de la Propiedad, y por lo tanto a efectos prácticos el propietario de la vivienda sería como un nudo propietario que se tiene que hacer cargo de los gastos que se deriven de la propiedad, sin estar autorizado a su uso.

La cuestión es ¿hasta cuándo? En este caso la situación se prolonga hasta que los hijos del matrimonio sean mayores de edad o, en su caso, independientes económicamente, dado que ese será el momento en el que esa desprotección finalizaría.

Con lo que nos encontramos en una situación en la que PROGENITOR A, recién divorciado, tiene que asumir el 50% del pago del préstamo hipotecario (en el que está vinculado personalmente), el importe del alquiler de la nueva vivienda (dado que no puede usar la que hasta ese momento ha sido su vivienda), la pensión del hijo o hijos, y los gastos básicos de vida. Por lo que, con unos ingresos medios, los importes de gastos de vida se le reducen de forma considerable.

Y peor en el caso de que tengas conocimiento de que el PROGENITOR B se encuentra conviviendo con otra persona beneficiándose de tu pago de la hipoteca

Esta Sentencia modifica tales términos.

¿Y ello por qué?. Por qué, la Sentencia entiende que en el caso de que exista una tercera persona conviviendo en la vivienda familiar, nos encontramos ante un supuesto en el que el hogar familiar ha variado. El uso de la vivienda se atribuye a los menores ante una necesidad de protección, por esa ruptura familiar. Pero si consideramos a este tercero en la vivienda como una manifestación de una relación estable del otro progenitor, y, por lo tanto, que dicha convivencia es el establecimiento de un nuevo tipo de familia, esto debe modificar esa influencia de la “pensión compensatoria” considerando como tal el uso de la vivienda familiar, dado que este nuevo núcleo familiar no es el mismo, ni económicamente ni socialmente.

Es decir, el Derecho de uso de la vivienda deja de existir en función de las circunstancias de cada caso, siendo dicho Derecho para la familia que ha convivido con una vocación de permanencia, siendo un uso para una nueva familia distinta y diferente.

Y, principalmente, dado que, si bien los menores tienen derecho a una vivienda, que cubra las necesidades de alojamiento en condiciones de dignidad y decoro, no por ello ha de ser en el domicilio “familiar”, puesto que al introducir a esa tercera persona dejó de servir a los fines que determinaron el uso en el divorcio.

Esperamos que haya sido de vuestro interés, y que, en caso de duda os pongáis en contacto con nosotros bien a través del formulario de contacto de la web, a través del email: gema@gemavallejo.es, o bien por teléfono 987239689.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies